bulldog.jpg

Para hablar con propiedad cuando se habla de perros que son unidos o mezclados entre razas para lograr cría se habla de cruzas. La cruza es la unión de dos perros para lograr una cría que tenga genes y características de ambos, dejando de tener la raza pura en un animal.

En algunos países se suele hablar también de mestizos para nombrar la proveniencia de esa cruza, o también pueden hasta conocerse como híbridos, si en la unión no han logrado mantener la característica más sobresaliente de alguno de sus progenitores.

Aún así en la antigüedad, razas hoy muy conocidas han surgido de la cruza con otros. Cuando alguna de las razas estaba en peligro de extinción, o quedaban pocos ejemplares, se utilizó este método para que su desaparición no se produjera.

Por ejemplo: el Bulldog Ingles es cruza del Mastín Tibetano con perros de la región. El Fila Brasilero es cruza de Mastín Inglés, el Bloodhoud y el Bulldog. Es bastante probable que con el tiempo muchas razas se hagan de esa manera conocidas como se hicieron estas, y que provengan de una cruza con otra raza.

De esa manera, se asegura que por lo menos algunas características de cada ejemplar sigan teniendo procedencia, y por otra parte, nadie quita que de esas “mezclas” puedan surgir razas o clases de perros tan bonitos o más que sus antecesores.

La verdad es que en estos casos económicamente para su venta es más productivo, porque el nivel de precio que tiene un perro de raza pura con uno cruza es bastante diferente y suelen comercializarse con más facilidad aquellos que provienen de dos razas puras diferentes, pero no lo son.